Munilla pide a ETA «la valentía de disolverse y de reconocer el mal cometido sin autojustificarse»

El prelado es, posiblemente, el obispo que con más pasión y determinación pide una y otra vez la desaparición de ETA y su mea culpa.


El Obispo de San Sebastián (España), Mons. José Ignacio Munilla, pidió este viernes a la banda terrorista ETA tener "la valentía para disolverse y para reconocer el mal cometido de una forma clara y superando toda tentación de autojustificación".

El Prelado hizo este llamado el viernes durante la Misa por la fiesta de la Virgen de Aránzazu, a la que invocó "como Madre de la Paz".Desde el Santuario de Aránzazu, Mons. Munilla se refirió a la violencia generada durante años por ETA y señaló que "recomponer tanto dolor y sanar tanto rencor, exige un ejercicio muy serio de transparencia, y no cabe dejar la menor duda de aprobación de la violencia: ni en el pasado, ni en el presente, ni en el futuro".El Obispo invitó a los fieles a suplicar a Santa María "que mueva los corazones de todos aquellos cuantos deban dar pasos en la dirección de la paz. Por nuestra parte, como Iglesia del Señor y comunidad de creyentes, nos comprometemos a arropar con solicitud cristiana a las víctimas de la violencia".