Documentos incautados a ETA clarifican sus intenciones: 'No entregaremos las armas, las guardaremos'

Ni entrega de armas, ni perdón a la víctimas, ni aceptación de la Constitución y el Estado de Derecho. Cuando se cumple un año del anuncio de "alto el fuego permanente, general y verificable", nuevos documentos de ETA salen a la luz para demostrar, una vez más, las que son verdaderas intenciones de la banda socialista, mafiosa, terrorista y separatista vasca.

ETA dejó por escrito, y bajo el conocimiento no sólo de la izquierda abertzale, sino también del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y el Partido Nacionalista Vasco (PNV), los pasos que darían hasta conseguir "la independencia de Euskal Herria por las vías democráticas". A pesar de que socialistas se tomaron la documentación como un punto de partida en las que serían futuras negociaciones entre el Gobierno y ETA, los pasos dados por la dirección de la banda han confirmado que la ruta establecida por los terroristas se ha cumplido puntual y drásticamente.
"ETA no dará nunca las armas al enemigo, ni las romperá, las guardará", redactaron los dirigentes de ETA, que añaden: "ETA no desaperecerá, continuará como organización política dentro de la izquierda abertzale, hasta que otro tipo de situación y debates digan lo contrario". Esta última afirmación demuestra la reserva de ETA de volver a cometer atentados si el "proceso" no se desarrolla como quiere la banda. Asimismo, la organización terrorista se arroga el título de garante del proceso de negociación: "Como consecuencia de su papel histórico político, y del que pacte con el Estado, se debe entender que ETA es garante activo del proceso de facto. En este sentido, actuará a través de la carta de disuasión de la ruptura militar del proceso". Nueva muestra de que ETA optaría por la vuelta a las actividades criminales.
El Partido Socialista de Euskadi (PSE), directamente por boca de su Secretario General y a la vez lehendakari de todos los vascos, Patxi López,se ha dedicado a pedir con más insistencia que nunca, la aplicación de beneficios penitenciaros para los presos de ETA. El Partido Popular, que no tiene adquirido ningún compromiso con el entorno terrorista, ha mostrado firmeza ante las exigencias nacionalistas y socialistas y ha optado por la Ley y el Estado Derecho.

Fuente: La Voz Libre