IMPORTANTES CAMBIOS EN TODA LA CÚPULA DE LA BENEMÉRITA

Díaz de Mesa revoluciona la Guardia Civil y nombrará al Teniente General Pablo Martín Alonso como su número dos.

Serias desavenencias con el actual Director Adjunto Operativo, el Teniente General Cándido Cardiel por los planes de recorte y cierres de cuarteles han conducido a Arsenio Fernández de Mesa a prescindir de sus servicios y a decidir su sustitución por el actual responsable del Servicio de Información de la Guardia Civil así como al relevo de la mayoría de la cúpula de la Benemérita.
--

Javier Fonseca.04.02.12. Arsenio Fernández de Mesa tiene decidido el relevo del Director Adjunto Operativo (DAO), el Teniente General Cándido Cardiel desde que la semana pasada ambos mantuviesen serias discrepancias sobre los planes de recortes que quiere llevar a cabo el político popular, según han confirmado a Diario El Aguijón fuentes del colectivo de oficiales. Según explican esas fuentes, entre ambos hubo una fuerte discusión en torno a los planes de recorte y reordenación del despliegue de la Guardia Civil que llevaría implícita la concentración de guardias civiles en “cuarteles grandes” y el cierre total o parcial de numerosos pequeños puestos, especialmente en los municipios de menos de 5.000 habitantes y cubriendo radios de hasta 40 kilómetros desde esos “grandes” cuarteles.

Estos planes de Arsenio Fernández de Mesa, fueron contrariados por Cándido Cardiel, según esas fuentes de la oficialidad, alegando que eso podría provocar que zonas rurales se quedaran sin protección, como ya está ocurriendo. El cierre de cuarteles –muchos de ellos sólo funcionan en horarios de oficina- está provocando la creación de patrullas ciudadanas en algunas zonas rurales para proteger sus propiedades ante el aumento de la delincuencia y la falta de miembros de la Guardia Civil. Además el DAO habría informado de problemas en la operatividad debido a la escasez de hombres en una reciente nota enviada a todos los cuarteles por el General de Brigada Antonio Barragán Gutiérrez, algo que según las fuentes, no gustó nada al director general puesto que contrariaba sus planes de recorte. Esta oposición de Cándido Cardiel habría sido “la gota que colmó el vaso o el pretexto que esperaba el director general” para llevar a cabo un relevo de toda la cúpula al igual que la realizada por su homólogo en la Policía Nacional, y que se hará pública en los próximos días.

El nuevo número dos tendrá más competencias que ninguno de sus antecesores

Los planes de Arsenio Fernández de Mesa no contemplarían un relevo sin más, según explican a Diario El Aguijón. El Teniente General Pablo Martín Alonso y que actualmente desempeña la dirección del Servicio de Información de la Guardia Civil (SIGC) tendrá, además de las funciones del DAO, competencias sobre personal y presupuestos, convirtiéndole de facto en un auténtico subdirector general. Para llevar a cabo esos planes Don Pablo, como es conocido por sus hombres en información, podría llevarse consigo a la Dirección General a algunos de sus colaboradores de confianza  de Barajas (la sede del SIGC).

Desconfianza hacia toda la cúpula nombrada por los socialistas y filtraciones

La cúpula de la Guardia Civil nombrada durante el mandato del anterior ejecutivo socialista no es bien vista por el actual director general y, según nos explican, la desconfianza es tan elevada que incluso Fernández de Mesa se mostró seriamente enfadado tras la publicación en Diario El Aguijón de su idea de cerrar la Academia de Baeza, y que pese al desmentido semioficial del director, fue tratado en una reunión en la Dirección General con la presencia de cuatro generales y de otros oficiales. La “filtración” de esos planes,  -que no se produjo desde la Guardia Civil sino desde el propio Partido Popular tal y como nuestro diario ya publicó-, habrían provocado una mayor desconfianza de Fernández de Mesa que se habría unido al consejo político de no fiarse de los generales nombrados por los socialistas. En esos planes de relevo, Arsenio Fernández de Mesa también se rodeará de personas de su confianza que vendrían desde Galicia, y según nuestras fuentes otro de los nombres que figuran en sus planes de renovación es el de la actual responsable de la Oficina de Prensa de la Benemérita y que accedió al cargo durante el mandato socialista en sustitución de Fernando Cubillo, el responsable de prensa durante el mandato de Santiago López Valdivieso. La persona que podría sustituirla sería un periodista gallego de confianza de Fernández de Mesa que actualmente trabaja en un medio escrito, según nos informan.

El curioso apoyo de AUGC y UO.

En esas críticas a una parte importante del generalato, el ya controvertido director general nombrado por el Partido Popular, curiosamente, habría coincidido con la Asociación Unificada de la Guardia Civil y la Unión de Oficiales, quienes han confirmado su apoyo a los planes de Fernández de Mesa en varias reuniones mantenidas a lo largo de las dos últimas semanas, y en las que también se habrían negociado la revisión de los expedientes abiertos durante las protestas de guardias civiles en las que se reivindicaban subidas salariales y otros derechos. Curiosa alianza, si se tiene en cuenta que en esas manifestaciones ambas asociaciones participaron junto a representantes de Izquierda Unida, Comisiones Obreras y UGT, presencia de la izquierda que fue descalificada gruesamente por el PP, además de que la principal reivindicación de esas manifestaciones eran el aumento salarial, que fue prometido por Rajoy en el programa electoral y que se confirmó como la primera promesa electoral incumplida por el Gobierno. Además, el repliegue hacia esos “cuarteles grandes”, ha sido defendido en numerosas ocasiones por ambas asociaciones, y siempre había tenido el rechazo de los generales. Hasta ahora.