La Dirección General de la Guardia Civil admite que está a punto de sufrir un colapso: solo ingresa un agente por cada 10 que se jubilan

La Dirección General de la Guardia Civil ha enviado una circular a todos los cuarteles para advertirles de la imposibilidad de cubrir todas las vacantes por falta de ofertas de plazas al cuerpo. Los altos mandos han dado la voz de alarma a sus hombres para adelantarse a las consecuencias: el cuerpo está a punto de sufrir un colapso.


Las cifras son contundentes: en los últimos dos años solo han ingresado 500 nuevos guardias, mientras que en los dos años anteriores hubo 7.500 ingresos al cuerpo. De hecho, no se anunciarán las vacantes que han quedado descubiertas a consecuencia de jubilaciones por edad o invalidez en toda España.

Las únicas provincias que se repartirán los 250 nuevos guardia civiles son Girona, Teruel, Lleida, Barcelona, Huesca, Unidad de Protección y Seguridad de Madrid, Soria, Guadalajara, Islas Baleares, Tarragona, Zaragoza y Castellón.

Además las cuatro provincias catalanas, Baleares, Aragón, Soria y Teruel tienen grandes déficits de personal porque los españoles naturales de estas regiones no ingresan en el cuerpo. Los motivos son dos: la fuerte competencia y los bajos salarios, unidos al rigor disciplinario de la Guardia Civil.

Para muchos de los que quieren entrar en alguno de los cuerpos de seguridad del Estado la mejor opción es ingresar en los Mossos d´Escuadra o la Ertzaintza ya que su sueldo aumenta, por el complemento de zona conflictiva, un tercio con respecto al de un Guardia Civil.

El anuncio de esta medida se ha hecho público a los guardias civiles el 3 de enero, para que conozcan los motivos de no anunciar las vacantes que quedan descubiertas en el resto de provincias, a través de un escrito al que ha tenido acceso El Confidencial Digital. Vea a continuación la circular que el General de Brigada Jefe del Estado Mayor, Antonio Barragán Gutiérrez, ha enviado a todos los cuarteles:
















Fuente: El confidencial