Magnífico libro del Teniente Coronel Eduardo Martínez Viqueira

Última actualización 13/07/2012@20:48:43 GMT+1
En el Salón de Actos de la Dirección General de la Guardia Civil se presentó ayer el singular y cuidadoso libro Guardias civiles de caballería, escrito por el Teniente Coronel Eduardo Martínez Viqueira e ilustrado por el pintor Augusto Ferrer-Dalmau. La presentación estuvo presidida por el ministro del Interior Jorge Fernández Díaz y por el Director General de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa.
Por primera vez un libro recorre la historia de la caballería en la Guardia Civil, y que como señaló el autor del libro convivió desde su fundación junto con el arma de infantería hasta que en 1933 se suprimieron las unidades de caballería. La Guardia Civil fue por tanto pionera en la convivencia de las dos armas (Infantería y Caballería), un hecho único y muy poco estudiado.
La importancia de la caballería en el despliegue de la Guardia Civil reviste especial atención ya que las unidades de Caballería en la benemérita fueron esenciales para el despliegue rural, y sin entender la importancia que tuvo en caballo desde la época fundacional difícilmente puede conocerse cómo se desarrolló el servicio en su integridad. La función principal de la Guardia Civil en cuanto a ser quien diese orden y seguridad en el campo, sólo pudo hacerse gracias a la caballería.
El libro que ha levantado tanta expectación que el Salón de Actos estaba repleto, fue presentado por el Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz y por el Director General de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa. En el mismo hace una cuidada presentación de las unidades montadas de la Guardia Civil, que tuvieron que prestar servicio también en campañas de guerra combatiendo junto a la Caballería del Ejército en conflictos que se produjeron tanto en la Península como en Ultramar o África, además de enfrentarse a las múltiples revueltas que asolaron el país durante el siglo XIX.
Otro de los puntos fuertes del libro es el minucioso estudio que se hace a lo largo de todo el libro sobre los uniformes utilizados por los guardias civiles de Caballería a lo largo de su historia, así como de las monturas de sus caballos y del armamento que emplearon, tanto espadas y sables como las armas de fuego. Un trabajo de documentación al que ya nos tiene acostumbrados el autor y Teniente Coronel de la Guardia Civil, Eduardo Martínez Viqueira, quien en esta ocasión ha completado esa minuciosidad con los espléndidos óleos de Augusto Ferrer-Dalmau, quien siempre ha demostrado una especial predilección por la caballería militar y por la Guardia Civil.
El último capítulo está dedicado al actual Escuadrón de Caballería de la Agrupación de Reserva y Seguridad (ARS), popularmente conocido por cerrar los desfiles de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil, con sus uniformes de gran gala.