Alertan del aumento de enfermedades infecciosas como la escarlatina, o la tuberculosis en la Guardia Civil y piden medidas para evitar los contagios


El Círculo Ahumada de Amigos de la Guardia Civil ha alertado hoy del aumento de casos de enfermedades infecciosas entre miembros del cuerpo y sus familias y ha exigido la inmediata puesta en marcha de sistemas de prevención de riesgos laborales para evitar contagios. El aumento se debe, entre otras causas al mal estado de los cuarteles, principalmente de los calabozos, y a la reaparición de enfermedades infecciosas ya superadas o muy controladas desde hace años en España como la escarlatina, la tuberculosis, la viruela o la poliomielosis, portadas por inmigrantes llegados a España sin ningún control sanitario con quienes tienen que tratar los agentes por razones del servicio.

Madrid. 12.11.2010. El Círculo Ahumada de Amigos de la Guardia Civil ha alertado hoy del aumento de casos de enfermedades infecciosas como la escarlatina, la tuberculosis, la poliomielosis o la viruela entre familiares de agentes y miembros del cuerpo. La mayoría de  estas enfermedades como la escarlatina habían sido erradicadas de nuestra sociedad desde hace décadas, y otras como la viruela, la tuberculosis o la polio se reproducían en casos muy aislados. Sin embargo la llegada a España de colectivos de inmigrantes procedentes de países en los que esas enfermedades se dan con frecuencia han reintroducido y aumentado el número de casos por la falta de controles sanitarios. En el caso de la Guardia Civil, al tener que tratar con estos colectivos de manera habitual sin medidas de autoprotección se han producido casos de contagios de agentes y de sus familias.

La falta de medios y el estado de los cuarteles y calabozos principales causas de contagio.
Desde el Círculo Ahumada señalan como las principales causas de estos contagios la falta de medidas de autoprotección de los agentes, los cuales en un gran número de casos carecen de los medios más elementales como guantes, mascarillas o geles de desinfección. Otra de las causas más habituales de contagio apuntadas desde el Círculo Ahumada está en los uniformes que una vez terminado el servicio todos los agentes se llevan a sus casas, con lo que se han convertido en un vehículo de transmisión de bacterias potencialmente contagiosas y peligrosas para sus familias. En este sentido desde el Círculo Ahumada señalan que cualquier técnico en prevención de riesgos laborales aconsejaría el uso de ropa que se lavase en el centro de trabajo, especialmente en servicios exponencialmente de riesgo, como es el caso del personal que trabaja en centros de internamiento, en traslado de presos, o controles fronterizos donde pueden tener contacto con potenciales grupos de riesgo. La inexistencia de procedimientos

El estado de los cuarteles, y especialmente de los calabozos es señalado por el Círculo Ahumada como uno de los principales focos de contagio, ya que en la inmensa mayoría de casos carecen de ventilación o sistemas de higienización, y el material utilizado por los reclusos no se limpia cada vez que es utilizado, sino que se reutiliza con los siguientes detenidos, convirtiéndose además en un lugar de potencial contagio para reos y guardias.

Andalucía, Madrid, Ceuta, Melilla, Canarias, Comunidad Valenciana y Cataluña, las zonas más afectadas.
La epidemia de tuberculosis desatada en el cuartel de Altea (Alicante) por contacto con un detenido ocurrida en octubre de este año no es un caso aislado, denuncian desde el Círculo Ahumada. Las comunidades en las que se han detectado un mayor número de contagios son Andalucía, Canarias, Comunidad Valenciana, Madrid y Cataluña. Desde el Círculo Ahumada recuerdan que eso se produce porque son los lugares con mayor relación con la entrada de inmigrantes y los compañeros destinados a labores de control de fronteras y aeropuertos, servicio marítimo, vigilancia aduanera y traslado de presos son quienes corren mayor riesgo.

Desde el gabinete de comunicación del Círculo Ahumada alertan que “hay que tomar medidas eficaces para evitar casos como el de tuberculosis en Altea, los de viruela en Andalucía, los de polio en Cataluña o los contagios de escarlatina a hijos de guardias en Madrid o Canarias, que era una enfermedad que hacía décadas que estaba erradicada en España, antes de que más familias se vean afectadas, y por el bien no sólo de los agentes sino de cualquier ciudadano que visite un cuartel o tenga relación con un guardia civil o con un familiar”.

NOTICIAS RELACIONADAS PUBLICADAS EN MEDIOS DE COMUNICACIÓN:

Alerta Digital: Alertan del aumento de enfermedades infecciosas en la Guardia Civíl debido al contacto de los agentes con inmigrantes

El Faro Digital: Alertan del mayor número de casos infecciosos en la Guardia Civil

Sada Digital: Piden medidas para evitar contagios ante el aumento de enfermedades infecciosas en la Guardia Civil

Mediterráneo Digital: La Guardia Civil se intoxica por el contacto con ilegales

Zamora Digital: Aumentan las enfermedades infecciosas como la escarlatina, o la tuberculosis en la Guardia Civil

Minuto Digital: La Guardia Civíl soporta un aumento de enfermedades infecciosas debido al contacto de los agentes con inmigrantes

Infonacional: La Guardia Civil soporta un aumento de enfermedades infecciosas debido al contacto de los agentes con inmigrantes