El Círculo Ahumada se solidariza con el guardia civil al que le calcinaron su coche en Ceuta y piden medidas que refuercen el principio de autoridad

El Círculo Ahumada - Amigos de la Guardia Civil se ha solidarizado hoy a través de un comunicado público con el guardia civil al que unos desconocidos le calcinaron su coche particular en Ceuta, como represalia al trabajo que éste estaba realizando en la lucha contra el tráfico de estupefacientes. Recuerdan que no es un caso aislado y que el principio de autoridad se viene poniendo en entredicho desde hace tiempo por lo que piden que se refuercen los mecanismos de defensa de ese principio.

Madrid. 28.10.2010. El Círculo Ahumada ha mostrado toda su solidaridad y afecto hacia el guardia civil al que le quemaron su vehículo particular estacionado junto a su domicilio en la madrugada del pasado 28 de octubre en Ceuta. El guardia civil trabaja en la lucha contra el narcotráfico y todo apunta a que este execrable y cobarde acto es una represalia contra su trabajo.

El Círculo Ahumada además de mostrar su solidaridad ha denunciado públicamente que el principio de autoridad de la Guardia Civil se viene cuestionando desde hace tiempo, y que este tipo de actos nos son aislados, aunque muchos de ellos no salgan a la opinión pública. Por poner sólo un ejemplo, recientemente se ha conocido que en Foz (Lugo) un vecino fue condenado a tan sólo 180€ de multa por insultar, amenazar y resistirse a la Guardia Civil, tras negarse los agentes a retirarle una multa de tráfico. Desde el Círculo Ahumada señalan que cuando un atentado contra la autoridad sale tan barato, estos se reproducen. En ese sentido han recordado que el principio de autoridad debe ser reforzado con mecanismos legales contundentes, de forma que estos actúen como elemento disuasorio frente a agresiones contra  los agentes, y que el principio de autoridad es fundamental para garantizar la eficacia de la Guardia Civil, sin el cual se complica extremadamente el trabajo de los hombres y mujeres de la benemérita en la defensa del orden público y la libertad de los ciudadanos.

Piden que se revise la línea de actuación de la Fiscalía.
En ese mismo sentido desde el Círculo Ahumada señalan que la actuación de la Fiscalía en casos como el de los 15 guardias civiles de San Sebastián acusados de torturas durante la detención de los dos etarras del atentado de la T-4 degrada públicamente la imagen pública de la Guardia Civil. Por ello piden que el Fiscal General del Estado revise la línea de actuación de la Fiscalía para que esta actúe de manera diferente a lo que viene haciendo hasta ahora, y se aleje de manifestaciones que hacen el juego a quienes atacan el propio Estado de Derecho, tal y como desde el Círculo consideran que ha ocurrido durante ese juicio, pese a lo cual esperan y desean una sentencia absolutoria.