Ganaderos de Castellón crean patrullas ciudadanas por la falta de guardias civiles

Laura Suárez. 31.12.11.
Los propietarios de granjas de les Coves de Vinromà (Alicante)han tomado la decisión de crear patrullas ciudadanas para vigilar por las noches sus propiedades que, en las últimas semanas, han sido objeto de una oleada de robos de animales , especialmente de cerdos. El aumento de robos está directamente ligado a la falta de efectivos de la Guardia Civil, que ha visto reducir su número de manera constante en los últimos años, y muchos de los cuarteles de la zona permanecen cerrados por las noches, dejando desamparada a la población. El cierre de cuarteles fuera del llamado horario de oficina se inició durante el mandato de Santiago López Valdivieso  en su etapa como Director General de la Guardia Civil para no tener que pagar las horas extras o aumentar las plantillas, lo que repercutió en una reducción de la efectividad del cuerpo, política que se ha mantenido y aumentado hasta hoy.

La solución no es esta pero no nos queda más remedio ante los robosAsí lo confirmó ayer el alcalde de la localidad, Jacobo Salvador, tras la reunión celebrada con dueños de explotaciones ganaderas ubicadas en el municipio. “Aunque desde el Ayuntamiento pensamos que la solución al problema no debería pasar por las patrullas vecinales, sino por tener los guardias civiles necesarios,  especialmente por el peligro que ello puede conllevar para los ciudadanos, entendemos la preocupación de los ganaderos y que estos quieran proteger sus granjas”, explica el primer edil de les Coves.
Por su parte, los afectados por la sustracción de sus animales aseveran que “tenemos que proteger nuestro medio de vida, ya que nadie pone remedio a los continuos robos que estamos sufriendo”. Y es que durante este mes de diciembre varias granjas han sido víctimas de los ladrones, que han saqueado medio centenar de cerdos, 40 de ellos de una única explotación y con un peso de 100 kilos cada uno de ellos, a punto de ser comercializados.

Salvador señala que, ante el volumen de este tipo de robos, “pensamos que se trata de una banda organizada, porque para sustraer tantos animales de una sola granja se necesita un camión para transportar a los animales”.

El alcalde justifica a los miembros del puesto de Cabanes de la Guardia CivilEn cualquier caso, el alcalde afirma que “venimos solicitando desde hace tiempo una mayor presencia policial en la zona, pero entendemos que la Guardia Civil de Cabanes, circunscripción a la que pertenecemos, con los medios que tiene no puede ejercer su función con la eficacia deseada en el amplio territorio en el que tienen que llevar a cabo sus labores de vigilancia”.
Pero los cacos no solo se han cebado en las explotaciones de cerdos, sino que también han sido objeto de los mismos las centradas en criar de pavos y pollos. Hace escasos 10 días, la Unió de Llauradors i Ramaders del País Valencià denunció la oleada de robos que sufren las explotaciones de animales de les Coves, así como en otros municipios de la comarca de la Plana Alta.
El sindicato agrario considera que los autores de las sustracciones “saben muy bien lo que hacen, como demuestra que van seleccionando los animales”, que en todos los casos están listos para su venta y que, según afirman las mismas fuentes, pueden superar el valor de 5.000 euros.