Guardias civiles piden explicaciones sobre el acceso de Otegui a internet desde la cárcel

Miembros de la Guardia Civil han impulsado una investigación para conocer si Arnaldo Otegui tiene acceso a internet y controla personalmente su cuenta de Twitter desde la cárcel de Logroño, algo que está totalmente prohibido según la legislación penitenciaria, pero que podría formar parte de un paquete de medidas de beneficios impulsado desde los mandos de Interior de la anterior legislatura.
Aurora Ruíz Vique.Ana Burrieza.02.02.11. ¿Tiene acceso a internet Arnaldo Otegui desde la cárcel? Eso es lo que quiere saber la Guardia Civil. Fuentes de la benemérita consultadas por Diario El Aguijón han señalado que todo apunta a que el rumor que existe desde hace meses en medios de la lucha antiterrorista de que Arnaldo Otegui o alguien con contacto diario a él en la cárcel de Logroño, dispone de una pequeña Ipad o teléfono móvil con acceso a internet, puede ser cierto. Esas mismas fuentes señalan que “mucho nos tememos” que ese acceso a internet está “tolerado” y que podría formar parte de un paquete de medidas de relajación del control de los miembros de ETA y su entorno impulsado por los mandos de Interior de la anterior legislatura y que se enmarcaría en el cese de atentados de ETA. Algo que esas mismas fuentes señalan, no habría cambiado con el actual ejecutivo, y que no gusta nada en el Instituto Armado, puesto que desde ese móvil no solo podría twitear sino mandar consignas y dirigir de facto en el entorno de la banda terrorista desde la cárcel.

Otegui felicita la navidad por twitter

La alarma saltó a los medios de toda España, el 31 de diciembre pasado, cuando Arnaldo Otegi mandaba una felicitación desde Twitter en cuatro idiomas diferentes- "Feliz Año nuevo, ¡sonreíd porque vamos a ganar!". Hasta entonces, el dirigente de Batasuna y la actual Izquierda Abertzale había publicado ya algunos twits pero ninguno con su firma explícita. Desde ese momento, la cuenta se ha ido actualizando prácticamente a diario o con una periodicidad muy corta y casi siempre como promotores del hashtag #freeotegi- un hashtag es un código en twitter que implica que al poner una # delante de una palabra o consigna ésta se convierta en un enlace y al pinchar en él se pueda acudir a todos los comentarios relacionados con él, si mucha gente postea utilizando la misma palabra, en este caso #freeotegi, el hashtag #freeotegi se convierte en Trendin Topic, es decir, tema candente, y aparece en el twitter de todos los usuarios, bien de España, bien del mundo dependiendo de su popularidad, en un recuadro con los otros Trendin Topic-.

¿La maneja directamente o a través de correos?

Desde la Guardia Civil se preguntan ¿quién puede llevar la cuenta de Otegi? ¿Es él mismo desde la prisión de Logroño? ¿Es una cuenta de un Community Manager o de una plataforma afín que sólo lo visita esporádicamente- algo así como el club de fans de un famoso-?  Sea cual sea la respuesta, la cuestión es que los comentarios, al tratarse de un perfil oficial deben contar con el beneplácito del líder abertzale, algo que las fuentes consultadas por Diario El Aguijón dan por seguro, y que o bien realiza el propio Otegui en persona o a través de correos que le visitan de forma continua en prisión. Miembros de la Benemérita han señalado que en este caso, los correos casi con total seguridad serían los abogados de la banda terrorista.
En Diario El Aguijón hemos seguido investigando la web a la que enlaza el perfil de Arnaldo Otegi en el Twitter. Se trata de una página muy bien diseñada, probablemente por un profesional, que utiliza las herramientas de Wordpress, puede leerse en cinco idiomas diferentes- euskera, español, catalán, inglés y francés-, habla de él como "secuestrado" en vez de encarcelado haciendo un paralelismo evidente con Nelson Mandela por el número de preso y los lemas y ofrece una pestaña en la que se puede le puede escribir una carta postal. Lo más llamativo es que está registrada a su nombre, tal y como se ve en la parte inferior:

Fuentes penitenciarias informan de que están estrictamente prohibidos

Desde fuentes penitenciarias  consultadas por Diario El Aguijón constatan que desconocen que Otegi pueda tener internet por sí mismo ya que está estrictamente prohibido tener comunicación con el exterior por este medio por parte de un preso. Los permisos que tienen los que están en prisión para usar ordenadores hacen que se tenga censurado internet, de hecho, utilizan literalmente la palabra "capado".
Si acaso los mensajes a twitter si es él la fuente directa, serían desde un móvil ilegal que consideran raro, pero no imposible. La opción que se da desde estas fuentes es que probablemente no es él directamente quien twitea sino que puede pasar una de estas opciones: da los mensajes que quiere que se vean en su cuenta a las visitas que recibe y que sean éstas las que transcriban los twits en su perfil, o bien que escriba en una carta a mano al exterior lo que quiere que se exponga en la red social a contactos externos- que escribir sí que se les deja- o que lo que quiere twittear se lo diga a quien lo cuelga en una de las cinco llamadas semanales que se les permite realizar a los presos y que esta persona que es su receptor lo ponga. Lo extraño del caso es la cortísima periodicidad entre unos twits y otros ¿cómo es posible? ¿deja varios mensajes cuando recibe las llamadas, las visitas o las cartas?

El uso de móviles en las cárceles existe y se han localizado en otras ocasiones.

Fuentes de la Benemérita consultadas por Diario El Aguijón señalan que aunque coinciden con Instituciones Penitenciaras en que no es fácil tener un móvil en la cárcel, lo cierto es que en las cárceles existe y se comercializa casi de todo. “También está prohibida la droga, la colonia y el alcohol y todo el mundo sabe que entra, se compra y se vende dentro de las prisiones”. Además han señalado como ejemplo el revuelo que recientemente se levantó en la cárcel de Valdemoro porque un preso con un teléfono móvil twiteó fotos del patio del módulo 9, y dio multitud de datos sobre otros presos, incluídos de etarras, con lo que señalan que “no es precisamente imposible que lo tenga”.  Además, apuntan a que en otras ocasiones ya se han localizado teléfonos en las cárceles e incluso en 2002 se impulsó una campaña para la compra de inhibidores para las prisiones, que se inició a raíz del intento de asesinato del teniente fiscal antidroga Javier Zaragoza, planificada y dirigida con móviles desde la cárcel por varios narcos, por la que fue detenido el narcoabogado Pablo Vioque. Lo cierto es que a día de hoy los inhibidores no funcionan correctamente en la mayoría de las prisiones o no existen, algo que las fuentes de la benemérita consideran inaceptable en los tiempos que corren.

La opinión de Francisco Alcaraz, Mayor Oreja y Antonio Basagoiti

Desde el entorno de las víctimas, Francisco José Alcaraz, líder de la asociación Voces contra el Terrorismo, descarta que se trate de el mismo Otegi quien escribe los mensajes en twitter y está seguro de que es un tercero utilizando las visitas legalmente establecidas quien pasa a la red los mensajes que Otegi le manda pasar, bien un familiar o una persona de confianza o su abogado. A su vez, Alcaraz recalca a Diario El Aguijón que VCT es la única asociación de víctimas que ha actuado como acusación popular contra él.
El líder 'popular' Jaime Mayor Oreja por su parte ha negado a este diario tener información sobre este hecho pero ya comentaba en el Homenaje a Gregorio Ordóñez de Madrid que tenía la certeza de que Arnaldo Otegi se presentaría como candidato abertzale a la Lehendakaritza. ¿Puede ser entonces que esta cuenta de Twitter sea un medio de propaganda para precisamente auparle a dicho puesto?
En esa misma dirección apunta Antonio Basagoiti, quien ha señalado a Diario El Aguijón que “tiene toda la pinta de ser alguien que actúa a su nombre de parte de Batasuna y está en campaña”.
Sea personalmente o a través de terceros, lo cierto es que la incomunicación que se presupone a un preso por terrorismo como Arnaldo Otegui y el impedimento para transmitir consignas y órdenes no parece que se esté cumpliendo. De ahí, la intranquilidad en la Guardia Civil.





Fuente: Diario El Aguijón